Dieta depurativa - Mundo Cirugía

Dieta depurativa

¿Qué es una “intoxicación”?

Cuando hablamos de intoxicación nos referimos a la acumulación de residuos metabólicos que se producen en nuestro cuerpo produciendo un mal funcionamiento de nuestros órganos “depurativos” o bien dejando directamente en nuestro cuerpo residuos químicos: ácido úrico, nicotina, etanol, butano, monóxido de carbono, nitritos, metano, ácidos, excesos de grasas saturadas, metales pesados… , que si no se eliminan correctamente.

Autodepuración

Nuestro organismo ya dispone de los mecanismos internos para realizar una autodepuración cuando lo requiera a través del hígado, que es el órgano encargado de asimilar los nutrientes que nuestro cuerpo necesita y desechar aquellos elementos que resultan tóxicos, a través del riñón o el tubo digestivo. Por lo tanto lo que debemos hacer es ayudar a nuestro organismo para que realice de forma adecuada esta función.

Pautas para recuperar un estado saludable

  • Beber entre 4 y 6 vasos de agua al día, te hidratarás correctamente y contribuirás a la eliminación de toxinas.
  • Elimina el alcohol.
  • Realiza 5 comidas diarias, ya que saltarse comidas o hacer ayunos largos lo único que provoca es que tu cuerpo almacene las reservas de energía en forma de grasa.
  • Incrementa el consumo de fruta y verduras debido a su alto contenido en fibra, la cual ayudará a limpiar el tránsito intestinal.
  • Elimina los fritos y cocina al vapor, a la plancha, alimentos hervidos o al horno.
  • Práctica ejercicio físico.

Alimentos depurativos

Agua: ayudará a eliminar sustancias de desecho en el organismo.
Uvas: poseen cerca de un 80% de agua, contiene flavonoides, antocianinas y polifenoles antioxidantes que nos ayudarán a desintoxicarnos de los radicales libres del oxígeno.
Alcachofa: al ser una hortaliza rica en inulina con acción prebiótica, favorece el incremento y funcionamiento de las bacterias intestinales que benefician el trabajo digestivo y ayudan a prevenir malestares así como a eliminar desechos.
Té verde: sus polifenoles antioxidantes, su efecto activador del metabolismo y su poder diurético, convierten al té verde y demás variedades en una excelente opción para desintoxicarnos de los excesos.
Zumo de pomelo: es muy rico en vitaminas y minerales.
Naranja: su gran contenido acuoso, su fibra y sobre todo, su riqueza en vitamina C con función antioxidante hacen de esta fruta un alimento ideal para depurar el organismo y reforzar el sistema inmune que puede estar afectado por el estrés.
Las verduras de hoja verde como las espinacas, los berros o la rúcula, por su contenido en clorofila, son perfectas para limpiar nuestro estómago, además aportan antioxidantes y vitaminas y al igual que las frutas fortalecen nuestro sistema inmunológico.